Desafíos y oportunidades en medio de una pandemia

Por 5 junio, 2020 Noticias
DESAFÍOS Y OPORTUNIDADES EN MEDIO DE UNA PANDEMIA

 

Hace diez años se comenzó a escribir una historia de amor, entrega y compromiso. Fue un hecho inesperado y fortuito lo que cambiaría el destino de Patricia Beltrán Silva.

“Un día caminaba por calle Chacabuco en Valparaíso y una mujer se acercó. Entre sollozos me pidió un abrazo. La abracé en un gesto que sería el inicio de lo que tiempo después se convirtió en una obra que ha  transformando la vida de cientos de mujeres, abriéndoles el camino hacia nuevas oportunidades: Fundación Betania Acoge”.

Esta hermosa labor que por años llenó de satisfacción a Patricia y sus colaboradores, en marzo de este año, y producto de la pandemia que comenzó a azotar al país, se detuvo. La Fundación debió cerrar sus puertas y suspender por algunos días la ayuda que se entregaba.

“Fue muy difícil.  En lo personal, lo que más me complicaba  era que no estábamos llegando con el apoyo y la contención a  todas esas chiquillas que nos necesitaban. El llamado de una de ellas diciéndome que no tenía qué darle de comer a sus hijos,  hizo que rápidamente me movilizara para buscar ayuda”.

“Acá fue cuando obtuvimos un gran aporte desde Santiago gracias al proyecto Familias Entrelazadas, el cual recibimos con mucha  emoción. A eso le siguió Desafío de Humanidad, también una ayuda que llegó desde Santiago. Con esto hemos podido cubrir la necesidad más urgente que tenemos hoy que es la alimentación de 70 familias”.

En paralelo, junto con nuestros profesionales: nuestra sicóloga, asistente social, terapeuta flora y nuestro coach, hemos podido continuar con la labor de contención a través de la señal on line, el teléfono y diversas gestiones,  lo que para la Fundación también es una prioridad.

Pero nuevos desafíos se abren para Betania Acoge, ya que existe otro pilar que es fundamental en la labor de reinserción. Estas son las capacitaciones. Saben que esta es la herramienta que se tiene para abrir nuevas oportunidades, y es por ello la urgencia de retomarlas a la brevedad, analizando nuevas modalidades que permitan llegar al mismo objetivo.

Apoyarse en la tecnología como una vía para llegar a más mujeres a lo largo del país, es otro de los desafíos trazados en este nuevo escenario que se está viviendo. Las necesidades son muchas y estas se repiten a lo largo del país. Por ello, la Fundación se abre hoy también  a la posibilidad de ser un espacio de acogida y de transformación para mujeres de otras zonas de Chile.

Han sido décadas de una hermosa labor de entrega y compromiso, que hoy más que nunca debe fortalecerse y continuar. Patricia tiene claridad de que estos son momentos difíciles para todos, pero su mayor anhelo es que este camino recorrido no se detenga, porque son muchas las mujeres que se merecen una nueva oportunidad a partir de la cual puedan volver a brillar.

Dejar un comentario